El arte y el mundo mediático Vs. la escuela

El lugar del arte en el ámbito de la educación secundaria en Colombia ha dado pautas a desarrollar la expresión de los jóvenes, sus saberes, sentires y la aplicabilidad de técnicas en las cuales se puede expresar. Todo ello muy válido para el desarrollo humano, afectivo, cognitivo y necesario en las grandes urbes. Pero se ha dejado de lado el concepto, la historia, la esencia y lo que resulta importante; se ha pasado a lo mediático y lo urgente.

Todo este complejo se incluye dentro del plan de desarrollo de las capacidades de ciudadanía y convivencia, enmarcado dentro de los temas estratégicos de la Secretaría de Educación del Distrito Bogotá, vinculados a los aprendizajes: el saber y el ser[1]. Pero además incluyo el “hacer”, como lo plantea Aristóteles desde la antigüedad.

Basándome en Aristóteles cuando habla del Saber, es poseer un conocimiento y tener claros unos conceptos en los que la utilización de la razón en el Ser debe moverse y facultarse por la voluntad misma y hacer en cuestión a su educabilidad y moral, acciones (Hacer) que permitan desencadenar el resultado de la reflexión de la capacidad racional del hombre. Siendo cada práctica de vida una construcción de la persona como individuo,  debe haber un espacio de reflexión y expresión como acercamiento hacia el aprendizaje y la transformación de hábitos y valores.

El asincronismo del ser y el saber junto con el hacer, forma disyuntivas abismales y cortos circuitos en el que el Hacer no se fundamenta en nada; o posiblemente en Saber algo que no se respalda en la esencia del Ser mismo, y creo que éste último, es el que no sabe para dónde va. Los fundamentos mismos de Secretaría de Educación del Distrito Bogotá nos enuncia como tema estratégico el Ser; ¿Y será que el Ser debe formarse en la escuela?

El niño y joven o Ser se están formando en el mundo mediático de la globalización y no por la familia ni la escuela. “La televisión sustituye la función educativa de los padres, se convierte en el principal “canguro” “Niñera”, es la educación natural, por encima de la familia cuyo protagonismo ha disminuido; la televisión constituye el principal agente para el consenso y la normalización: la educación y el adiestramiento” (Albeda J. Y Saborit J. 1997) Esta educación natural desarrollada también por los anuncios televisivos que forman criterios de belleza, justicia y verdad entre otros, nos muestra toda una visión moral y estética del mundo que el ser humano crea de manera automática.

La educación del ahora en la escuela se está quedando sin fondo e importancia frente a las interacciones con lo mediático que nos ofrece espejismos de control y adiestramiento frente a los aspectos de la vida, “La construcción mediática de la realidad se incorpora inconscientemente en nuestra memoria y tendemos a ver lo que se nos implanta como algo natural” (Albeda J. Y Saborit J. 1997). La escuela tiene cada vez menos éxito y presenta más problemáticas en la interiorización de los aprendizajes, saberes y conceptos (Saber), en la realización de labores escolares (Hacer), en la construcción de valores positivos (Ser).

tumblr_static_tumblr_mmaqlyf7dj1s6302to1_500

La clase de artes en las escuelas tienen bastante éxito dentro de la vida escolar generando espacios de libertad de pensamiento, de valores de esfuerzo, superación, constancia, respeto y muchos más, intentando generar una plataforma de expresión, percepción y análisis frente a trivialismos como la moda y el consumismo que nos muestra lo mediático. El arte como vehículo para que el Ser abra las fronteras del pensamiento y los razonamientos del ser humano fundamentales vuelvan a tomar un carácter ideológico, científico, formativo y moral.

Las artes también son un medio de comunicación que en la escuela se ha desvalorado y cohesionado restándole importancia frente a las ciencias exactas. Pero como medio de comunicación podría darse frente a lo mediático; generar una batalla de nuevas aprehensiones y aprendizajes sustituyendo lo trivial. Un vuelco en la educación, no por la paz, sino en aprendizajes significativos, coherentes, donde pese la historia, los valores, la inclusión de la familia y se de una drástica disminución de la televisión y lo mediático.

 

 

[1]  Proyecto de Educación para la Ciudadanía y la Convivencia -PECC- .Secretaría de educación distrital. Bogotá. Colombia. 2012-2016

Referencias

ALBELDA J. Y SABORIT J. 1997. La construcción de la Naturaleza. Dirección general de promoción cultural museos y bellas artes. Generalitat Valenciana.  ISBN: 84-482-1691-1

Proyecto de Educación para la Ciudadanía y la Convivencia -PECC- .Secretaría de educación distrital. Bogotá. Colombia. 2012-2016

Johanna Trujillo
Docente de Artes Plásticas con especialidad en Producción y práctica artística. Investigadora de la educación por el arte y el medio ambiente.

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s