El Anagrama de Durero

2wdbs7dAlberto Durero (1471-1528)  es un artista   históricamente reconocido como uno de los grandes creadores del renacimiento alemán, sus acuarelas, pinturas, grabados, dibujos y escritos sobre el arte son un trabajo destacado. Todo artista con interés sobre el dibujo debería revisar su linea, proporción, composición, iluminación, técnica y cánon con el fin de acercarse a la destreza y bien hacer de la creación estética.

Si bien estos temas son los que más resaltan su laboriosidad y profesionalismo, este texto recoge su concepción de arte como observador omnipresente desde la firma, y aunque sea un tema polémico estructurar toda una teoría  desde “la firma del artista” lo que aquí sugerimos es una posibilidad de reflexión alternativa al discurso preestablecido al rededor de su obra desde su Anagrama.

” La mente del artista está llena de imágenes susceptibles a ser producidas, por lo que un hombre que haga un uso adecuado de su arte y esté  ademas dispuesto por la naturaleza, si pudiera vivir cientos de años podría, gracias al poder que Dios le otorga al hombre, producir cada día nuevas formas humanas y de otras criaturas de las que nunca se haya visto nada igual, ni hayan sido pensadas por nigún otro hombre”  Alberto Durero.  

Cuando se piensa en el anagrama de Durero este se le concibe como una imposición de evidenciar la mano creadora por parte del artista, o como una estrategia publicitaria en donde sus imágenes adquirían valor y estatus  en relación a sus temas religiosos. Esto es cierto pero también lo es que el anagrama fue una estrategia para la dirección de la visualidad de los espectadores y la creación de volumen y espacio plástico. Varios fueron los recursos utilizados por Durero para que el anagrama no fuera solamente lo ya mencionado si no un un recurso plástico que jugaba con el espacio de la imaginación y el espacio real del espectador al colocar lo intangible como objeto y forma. La firma toma pues el valor de objeto dentro de la composición, se convierte en objeto tridimensionalidad y recurso para la evocación del artista, un artista que como creador necesita ser una deidad omnipresente, ver, narrar y construir  en escenas una realidad en la que participa como alegoría encarnada en una piedra, papel al viento, un libro viejo o un recuerdo de que ese artista a través de sus imágenes evoca lo que otros sintieron y vivieron.

0011-0088_heiliger_eustachius
Saint Eustace 1500 1501

El anagrama hace parte de la direccionalidad de la composición muchas veces cuando este se ubicaba en alguna esquina inferior es acorde a la composición de las figuras, creando una tensión entre la fecha y la firma en relación a la imagen, la firma pasa a ser un segundo plano del objeto compositivo. Si bien se recalca que el artista es quien lo hizo a travez de su firma, su intención es colocar en evidencia lo que el ve a través de las ventanas de la fantasía recreadas en sus grabados, El grabado impreso es el marco de una escena que ocurre en otro tiempo, o al mismo tiempo pero en una realidad distinta: la bidimensionalidad. Durero construye un espacio de ambigüedad entre los hechos narrados  y el uso del anagrama. En el caso de Saint Eustace el Anagrama evidentemente incide en la percepción de horizontalidad y profundidad.

durer2
Saint Jerome in his study 1514

El anagrama construye espacialidad, la dirección del uso del anagrama crea esta tensión de lectura en donde la imagen y el texto se fusionan en el uso de la perspectiva, refuerzan los recursos tecnológicos del artista. No es un ornamento ingenuo para reiterar que la imagen repetida es mercancía, esta ubicado para crear una tensión de sentido entre la letra escrita, su ubicación, su significado, y la perspectiva. Reafirma la espacialidad y la intención de los protagonistas en la escena, el material y la ubicación del anagrama encarna la finalidad del artista, crear un observador omnisciente del mundo en donde se despoja de su categoría de valor para un fin mayor: la religión, la filosofía, la humanidad y el conocimiento, fines dignos del humanismo. En el grabado de Saint Jerome in His Study la dirección de la firma recalca la perspectiva de la escena, la proporción y distancia de los elementos.

 

0013
The Little Horse 1505

Durero es la palabra de dios al ser libro, es la memoria y la historia de lo que debe ser recordado al estar grabado en piedra, es  una hoja a punto de desprenderse por el viento de un momento vital que aunque fugaz vale la pena ser recordado, su anagrama es mas allá de la identidad de si mismo como artista un recurso plástico para enfatizar las metáforas, ideas, y escenas propuestas en sus obras y encarnadas en si mismo como hombre del renacimiento, su pensamiento humanista construye una realidad alterna en donde valores de los que el mismo cree los evoca desde las alegorías del ser.

 

Esta selección de anagramas recogen buena parte de estas reflexiones en detalle. La obra de Durero es extensa y de una calidad impresionante muchos de sus grabados y pensamientos aun se encuentran indecifrados y aunque no todos los anagramas se encuentran en la siguiente selección, si ilustran buena parte de estas reflexiones en donde mucho mas allá de un simple firma esta la existencia y los ideales de un hombre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

«Si fuera posible que él [el buen artista] viviera por siempre, sus ideas interiores… siempre le aportarían algo nuevo para ser expresado a través de sus obras»   Alberto Durero, 1512

a

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s