Diálogo imaginario con Luis Caballero

 

39
Autoretrato – Luis Caballero – Carboncillo sobre papel – 75 x 56 – 1975

“ Me tocó ser distinto. No porque lo hubiera decidido o escogido sino porque me tocó, y al tocarme ser distinto, tal vez me tocó ser artista, me tocó ser marica, me tocó ser como soy y no me arrepiento.”  Luis caballero

El cuerpo piensa, las sensaciones que reflexionan desde la sensibilidad que posee, un tema paradójico y tabú en la humanidad en relación por un lado a la moral y por otro la publicidad. En este caso porque si bien hablamos de la desnudez se refiere a la masculina podemos comprender que es aceptable ver una mujer desnuda pero moralmente inaceptable ver el sexo masculino, la sensibilidad de Luis Caballero y su obra trasciende toda idea de género. Su desnudo conmueve.

 21 años después de su muerte su  pintura sigue gritando,  por lo cual hicimos una recopilación de conversaciones de diferentes medios en donde evocamos sus palabras para mantener la fuerza  no solo de su obra sino de su aliento.

  • Hablemos un poco de la vida de Luis Caballero, por ejemplo, de la infancia que precedió al artista que es ahora…

L.C.  No tengo muchos recuerdos de mi infancia, los que recuerdo se rememora desde los siete años, los cuales no son muy agradables, eran periodos de la escuela donde era el tarado, el bobo,  todo eso por ser diferente, por no tener la naturalidad de los demás.

 

ap1067

Le Chateau de Hors * Litografía sobre papel ** 40 x 30 cm * 1979

 

  • Cómo comienza a sentir la atracción por el arte?

L.C. El dibujo comenzó a atraerme por ser una actividad solitaria como la lectura

  • Qué le apasionaba dibujar en ese entonces?

L.C Pintaba paisajes, no sabía pintar figuras. Cuando aprendí a pintarlas dejé de lado los paisajes.

  • Para qué sirve pintar?

L.C. Para el pintor puede ser una manera de conocimiento como lo es la ciencia. a través del arte, se puede llegar al conocimiento de uno mismo.

Cojamos el ejemplo de una flor. Antes de pintarla uno cree conocerla, pero únicamente pintándola uno puede “apropiársela”. y al terminarla uno ya la conoce, pintar de alguna forma es llegar a cierta manera de conciencia

  • Cómo se involucra el erotismo en la obra de Caballero?

L.C.  Es no de los elementos más importantes en mi obra tanto consiente como inconscientemente. Desde que comencé a pintar seriamente solo he pintado el cuerpo humano por ser el tema que me apasiona realmente, y a través del cual me siento capaz de expresar cualquier cosa. En un principio esos cuerpos que yo pintaba eran mucho más violentos y brutales: Mucho más sexuales también. El erotismo es lento y el sexo es rápido. Yo hacía una pintura rápida.  Eso fue hasta el año 68 con el cuadro de la Bienal de Coltejer que fué una especie de resumen y apoteosis de esas formas orgánicas, directas y brutales.

  • ¿Cómo sigue esa búsqueda por el cuerpo humano?

L.C. Como yo insistía en la representación del cuerpo humano me puse a estudiar de verdad esos cuerpos. A estudiar su anatomía.

 

lc-1981-cuerpos-desnudos-5967

  1. Y cómo es ese proceso?

L.C. Las hallé de dos maneras distintas: como estudio y como placer. Al dibujarlo lo estoy estudiando y tratarlo de comprenderlo.  Lo analizo y en la medida en que lo estudio lo estoy acariciando. Lo estoy deseando y gozando. Ese goce erótico aparecerá en el dibujo o al menos eso espero.

  1. ¿Allí está el significado de tu obra?

L.C.  Si, me siento no pintando sino haciendo, conociendo una persona. La pintura en realidad me interesa muy poco. No me interesa “ hacer un cuadro” lo que quiero es hacer gente . Hacer esa persona que quisiera tener y que no tengo. En ese sentido es una pintura de frustración.

  1. Y las expresiones de los cuerpos de tus cuadros?

Esas Expresiones y esas posiciones en que se encuentran las figuras son tal vez la parte mas rebuscada de mi pintura. La menos directa, la más artificiosa. Es la parte de búsqueda de mi trabajo. Yo creo que hay actitudes mas dicientes, más claras , mas directas.

No es claro ni simple lo que pretendo decir, y de ahí la ambigüedad en las actitudes que puedan ser de placer y dolor al mismo tiempo, de lucha o de amor, de muerte o de éxtasis. Esa ambigüedad existe ya de por si en la naturaleza, y si yo la busco y la exagero en mi pintura es porque me apasiona en la vida real y porque mi vida está íntimamente ligada a mi pintura. 

trptico-de-caballero1
Tríptico – 1976

Luis caballero deja en sus pinturas lo intelectual, lo estético y lo sensual de su esencia, es el único pintor colombiano de su tiempo que logró mostrar la vulnerabilidad de lo masculino, la reconciliación de lo místico con lo erótico. Trabajo durante toda su vida investigando y creando sobre el encuentro ambiguo entre el placer y el dolor,  la ambigüedad existente entre Eros y Tanatos. Lo divino del ser humano representado en el cuerpo, por ese grado de sensibilidad es que su obra es intemporal y actualmente sigue siendo uno de los referentes más importantes del arte colombiano.

 

Obras de Luis caballero

Cartas de Luis caballero a Beatríz González

Entre el anima erótica y la afección yacente

REFERENCIAS

Revista Mundo 15/ 02 / 05

El Tiempo Archivo 20 de Junio de 1995

http://biogracaballero.galeon.com/

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s