De la criminalidad del pensamiento

IIª parte

En 1943, según testimonio propio, Henry Miller (1891-1980) conoce a Arthur Rimbaud (1854-1891). El hallazgo es, cuando menos para él, especular. En 1955 el autor de los Trópicos logrará un largo ensayo comparativo, en el que refleja su vida a través de la del joven poeta autor de Las Iluminaciones. Pero no se trata realmente de una comparación (creemos que Miller no se atrevería a tanto), sino del relato de un hallazgo, una invitación al viaje a través de un espejo carolliano. En efecto, la caída a lo largo del agujero negro resalta centelleantes fulguraciones. Los nombres que hoy, siglo XXI, creemos conocer, y manoseamos con tanta imprudencia y seguridad, salen de la pluma del escritor neoyorkino a modo de fulminantes destellos.

2(33)
Flores – Óleo sobre lona estirada 80x80cm

De un siglo trágico como lo fue el XIX, sólo pueden resultar trágicas emanaciones, en el sentido nietzscheano del concepto. Miller cita, como obras paralelas a las creaciones de Rimbaud, que signaron su propio pensamiento, La enfermedad de la muerte, de Kierkegaard, Las flores del mal, de Charles Baudelaire, Los Cantos de Maldoror, de Lautréamont, El nacimiento de la tragedia, de Friedrich Nietzsche, La Bestia humana, de Émile Zola, Hambre, de Knut Hamsun, Han cortado los laureles, de Dujardin, La conquista del pan, de Kropotkin, Mirando hacia atrás, de Esward Bellamy, Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll, La Serpiente en el Paraíso, de Sacher-Masoch, Los paraísos artificiales, de Baudelaire, Las almas muertas, de Gogol, La casa de los muertos, de Dostoievsky, El pato salvaje, de Ibsen, El Infierno, de Strindberg, El mundo inferior, de Gissing, Al revés, de Huysmans[1].

En cada una de estas obras, la presencia lexicográfica de Rimbaud hace eco a través de imágenes como el estertor del pensamiento, la estética de la teratología mental, la sonrisa de mejillas cercenadas de Isidore Ducasse, el teatro del rigor y de la crueldad, el hambre del hachisino, el sinsentido como sentido supremo, la venus en pieles, la sierpe del mal, la habitación doble, donde lo sagrado y lo profano se comunican y entremezclan, la anarquía de la sensación, los múltiples infiernos del Bosco, así como lo ominoso y lo sublime para una nueva estética de la creación romántica y el triunfo de la muerte (Albert Beguin).

Benjamin-Garcia_Web1
Escribir es un proceso complejo – Óleo sobre lona estirada

Todos son fragmentos indeterminados de un espejo quebrado que une a Miller con el rostro del poeta de Charleville. Las conmociones internas y silenciosas de un poeta y de un filósofo (cosa que casi desconocemos totalmente hoy, salvo quizás en la música) son las de su posteridad. A penas hoy la tierra del lenguaje siente los estremecimientos que en su momento Nietzsche calladamente sintió. A su pesar, el desconocido viajero se hace vidente. Su guerra con la actualidad es a puñal, y con muñeca suelta. Asesina sus percepciones actuales, y abre los ojos a la posteridad que crea. El hachisino se transforma en águila, y así, comprendemos las palabras de Miller, cuando parafrasea a Rimbaud: Ce n’est pas non plus le rêve d’un hachischin, c’est le rêve d’un voyant[2].

El libro que el autor de Sexus, Plexus, Nexus da a Arthur Rimbaud no se llama en vano El tiempo de los asesinos, pues cada asesinato de un umbral del pensamiento es también el renacer de una fulguración visionaria, más obscura e imperceptible, más callada y hacedora de silencios.

Benjamin_Garcia_14
Flores 3 – Óleo sobre lona estirada 

 

[1] Miller, Henry, El tiempo de los asesinos. Madrid: Alianza Editorial. Pág. 118.

[2] Ya no es el sueño de un hachisino, es el sueño de un vidente.

Imagen de portada – Pintura acrílico sobre lienzo de madera – Heart

e imágenes interiores – Benjamín García-

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s