Nota del Director: Mesías, Profetas y Redes Docentes

Una nota del director de la Libreta de Bocetos sobre el incremento de las redes de maestros en Colombia.

Muy pocos textos he escrito a nombre propio como lider cuando se hace parte de una red de maestros integrados en la investigación, ya que me parece un delirio de grandeza hacer parte de un colectivo y erigirme como su imagen y voz que desde mi punto de vista termina siendo un acto tiránico con su propio colectivo, un juego de Simón dice, es quizá mucho mas enriquecedor construir con todas las polifonías que enriquecen más que las organizaciones jerarquizadas en puntas de flecha, pero dado los tiempos de los que somos parte a veces es necesario hablar a nombre propio para no comprometer a sus integrantes pero si evidenciar nuestros valores y puntos de vista en relación a lo que ha sido este proceso desde mi perspectiva.

Sobre las crecientes redes de maestros veo con preocupación dos lineas reiteradas en los ultimos años, por un lado desde la visíon estatal esta la idea de incentivar la creación de redes casi de manera compulsiva, experiencias como Cafam, Universidad Distrital, La Salle, y un sinfin de organizaciones privadas que sin ninguna estrategia fuerte que mantenga las redes construidas a lo largo del tiempo, han participado de este error, de la caracterización, de la caracterización de la caracterizadera, a su vez existe un afán de las universidades, publicas y privadas de captar estos jugosos contratos de caracterizaciones de redes de maestros con un falso altruismo en favor de los grandes dividendos , generando muchas veces mas problemas que soluciones, ( pienso que se deberia revisar los procesos que se dan desde las propias redes y sus intereses considerar la voz del maestro como la voz de un profesional, o considerar tambien los procesos liderados por Banco de la Republica desde la paz se toma la palabra, Fundación para la Paz y la Reconciliación, PAzaTuIdea, Corpoeducación o los procesos realizados por BBVA con sus premios docentes, Premio Compartir o el trabajo que se realiza en Premio IDEP) Si se desconoce la población de maestros y se trabaja a partir de estereotipos creados sobre el maestro desde el inicio estos proyectos tienden a ser un fracaso y a su vez un desperdicio de presupuesto al fracasar desde el inicio con la caracterización de la posible población beneficiada.

No solamente las organizaciones fallan, sino que las redes al creerse el mismo estereotipo que edifican alrededor de ellos, desvirtúa la finalidad de lo que se considera que puede llegar a ser una red de innovación, creación o investigación.  Por ejemplo la primera falsa premisa es la idea de “el líder”,  muchas veces los lideres terminan convirtiéndose en un payaso de su propio circo, viviendo el delirio de su propio sueño, Construyendo una torre de Babel con el trabajo de sus compañeros, o por el contrario invisibilizando el trabajo  de sus compañeros para beneficio propio (Dios nos libre de estos Mesías que desconocen a sus propios compañeros como iguales en nombre del reconocimiento maestro y la investigación).

A su vez esta idea Mesiánica  va acompañada de profecías, “Vamos a ser el Movimiento Nacional de Docentes Investigadores” , la Red de redes de las redes mundial, entre otras falsas promesas con el fin de cautivar “investigadores” simulando el discurso de Gaitán realizan promesas a maestros iguales que ellos pero cobrándoles dinero por publicar o pertenecer a su grupo. Esta formula de ganar un poquito de prestigio y monetizar cobrándole a sus iguales la hemos visto en los movimientos cristianos, cremas para adelgazar, movimientos sindicales, en las cadenas de dinero con 800% de utilidades, en nuestro caso esas promesas hacen parte del turismo académico, relaciones interpersonales, publicaciones indexadas (Casi que aseguradas) como promesa de pertenencia.

Yo estoy de acuerdo de que todas las formas de colectividad son validas, pero quiero reiterar nuestra finalidad, “Somos maestros, y nos considera la sociedad profesionales de menor categoría, pero para trabajar en favor de nuestras metas sociales, profesionales, de dignidad y profesionalización; no necesitamos cobrarle a nuestros compañeros por apoyar de alguna manera lo que los directivos y compañeros de algunos colegios no hacen”. La ética en temas de investigación y redes,  no puede estar en juego por unos pocos recursos o dedicación de tiempo, por esto mismo el tema de un líder es un sinsentido porque tiene que ayudar y colaborar igual que un nuevo integrante o igual que el más antiguo.

Para concluir otro de los “mitos” y argumentaciones que se generaliza, es que para crear una “verdadera Red de maestros investigadores e innovadores” existe desde un único y definido modelo y  lo demás son imitaciones.

Sobre esto quiero concluir con el siguiente esquema de Richard Lewis Communications  publicado originalmente en BUSINESS INSIDER y a partir del mismo creen ustedes lectores y maestros nuevas redes, proyectos, re-diseñen estos que aquí existen y se multipliquen sin alguna autoridad que les diga que es lo políticamente correcto y bienpensante, pero eso sí y seria mi única solicitud para todos como una consideración muy personal, no se aprovechen de la ingenuidad y la necesidad de los otros, ya no es maestros que aprenden de maestros sino maestros que se lucran de maestros, los que pagan por pertenecer a un grupo de investigación lo hacen con la ingenuidad de acceder al conocimiento y acceder a una comunidad académica, siendo timados o explotados y excluyéndolos de una posibilidad colectiva digna. Es una contradicción ética ser un activista de la investigación y el derecho a la libre información y al derecho al acceso del conocimiento y cobrarle a maestros por unirse a una red. Nombres Como Alexandra Elbakyan o Aaron Swartz deberían tener una valor mucho mas importante en la conformación de redes en Colombia.

Las diferentes culturas pueden tener estilos de liderazgo radicalmente diferentes, y las organizaciones internacionales harían bien en comprenderlas. El lingüista británico Richard D. Lewis trazó estas diferencias en su libro ” When Cultures Collide “, publicado por primera vez en 1996 y ahora en su tercera edición, y enseña estas ideas en seminarios con importantes clientes corporativos. Desde el individualismo estructurado en EE. UU. Hasta el consenso ringi-sho en Japón, los gráficos parecen intuitivamente correctos, si no unilateralmente verdaderos en un país. Lewis reconoce los riesgos de lidiar con los estereotipos: “Determinar las características nacionales es pisar un campo minado de evaluación inexacta y sorprendente excepción. Sin embargo, existe una norma nacional”. Argumenta que estos patrones no cambiarán en el corto plazo: “Incluso en países donde el cambio político y económico es rápido o general, las actitudes y creencias profundamente arraigadas resistirán una transformación repentina de valores cuando sean presionadas por reformistas, gobiernos o conglomerados multinacionales. “

52c1c2dc6bb3f76a086167ba-1136-3583.jpg

Yhonathan Virguez Rodríguez

Fuente de la imagen: http://www.businessinsider.com/ 

Anuncios

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s