Como los artistas indígenas utilizaron mapas como herramientas de resistencia en el México colonial

descarga
Gabriel de Chavez, Meztitlán, Mexico, 1579. Courtesy of the Blanton Museum of Art.

Aprendí sobre la conquista europea de las Américas de la misma manera que lo hacen la mayoría de los niños en los Estados Unidos: como una serie de portentosos descubrimientos seguidos de la destrucción total. Poco a poco llegué a entender esta historia como tautológica; Las historias de modernización y supresión cultural son las mismas. La narración eurocéntrica de estos cuentos hace heroicos a los colonizadores. Cualquiera sea el resultado: fueron intrépidos y valientes; y tuvieron éxito en destruir casi todo.

descarga (1)
Unknown Artist, with inscriptions by don Juan Hernández, Gueguetlan, Mexico, 1579. Courtesy of the Blanton Museum of Art.

En agosto de 1519, el explorador español Hernando Cortés marchó tierra adentro hacia territorio mexicano, comenzando un largo período de colonización europea de la región. Las comunidades indígenas no sucumbieron ante los invasores, ni desaparecieron. Ellos contendieron con ellos. El período de colonización que siguió a la conquista de Cortés fue complejo. Las comunidades indígenas vivían entre los españoles, no en perfecta armonía, pero aún viviendo mucho, negociando por el mantenimiento de sus propios idiomas, tierras y jerarquías.

Durante el verano, el Museo de Arte Blanton de la Universidad de Texas en Austin desafió la idea de que las culturas indígenas fueron completamente destruidas. “Mapping Memory: Space and History in 16th century of Mexico”, que presentó 19 mapas pintados a mano creados por artistas indígenas conocidos como Mapas de las Relaciones Geográficas, mostró la hibridación cultural que se formó durante este período. Para el contexto contemporáneo, también se exhibieron pinturas de Mariana Castillo Deball. El nombre de las ciudades de México, muchas de sus piezas (trazos abstractos de puntos en tonos pastel o profundos) parecían reflejar los paisajes de los mapas.

descarga (2)
Unknown Artist, Teozacoalco, Mexico , 1580. Courtesy of the Blanton Museum of Art.

La curadora Rosario I. Granados es parte de un grupo de académicos e historiadores que complican “la visión de los desamparados”, explicó. Granados quiere refinar y especificar definiciones de indígenas para identificar comunidades específicas, como los aztecas, los otomíes y los zapotecas, sin agruparlos en una categoría de víctimas. “Los mapas”, dijo, “permitían ese tipo de conversaciones”.

Los mapas originales fueron una respuesta a un cuestionario enviado a América por la Corona española en 1577 sobre la demografía y el terreno de sus territorios colonizados. La mayoría de los mapas provienen del sur y centro de México, “donde la tradición de la creación de mapas ya era muy activa”, dijo Granados. Muchos de ellos “fueron hechos por las élites. Si eras una persona noble o altamente educada, sabías cómo dibujar y pintar ”. Muestran“ algunas de las estrategias visuales utilizadas por las comunidades nativas para la resistencia y perseverancia de sus culturas durante el llamado período colonial y mucho más allá,”  el catálogo de la exposición toma nota.

descarga (3)
Unknown Artist, Tetliztaca, Mexico, 1581. Courtesy of the Blanton Museum of Art.

En un mapa de 1581 de un artista desconocido, titulado Tetliztaca, México, los espacios de poder españoles (iglesias católicas, representadas por fachadas cruzadas) están rodeados de flora local, como cactus y suculentas. Los senderos conducen a símbolos tomados del arte y vocabularios indígenas, que indican los centros de poder de esas comunidades. Otro mapa, Teozacoalco, México (1580), es circular, con vías rojas y azules que forman un núcleo veteado. Hay iglesias, ríos, pirámides y lo que parecen ser ideogramas mixtecos: árboles, serpientes, montañas, cuerpos. La forma del círculo tiene un propósito, explicó Granados. Los cartógrafos indígenas “sabían lo importante que era para otros ser conscientes de los límites de la comunidad”.

descarga (4)
Pedro de San Agustín, Culhuacán, Mexico, 1580. Courtesy of the Blanton Museum of Art.

A fines del siglo XVI, décadas después de la conquista inicial de España, México entró en un período que la erudita María Alba Pastor llama Recomposición social. Después del primer encuentro con los colonizadores, “no estaba claro qué tipo de gobierno se iba a establecer”, dijo Granados. Varias generaciones después, una clara “sociedad colonial estaba empezando a surgir”, explicó. “Los mapas apuntan claramente a la presencia de todos los grupos involucrados. Eran una manera para que los pueblos indígenas dijeran: ‘Esta es nuestra comunidad. Esto es lo que somos “. Como el escritor e investigador Alex Hidalgo le dijo a Artsy,” incluso después de su comisión inicial, estos mapas continuaron informando disputas de tierras en la región durante uno o doscientos años “.

Hacia finales del siglo XVI, la dinámica en el gobierno colonial español cambió. “Las comunidades indígenas perdieron algunos de los privilegios que habían tenido durante un par de décadas”, explicó Granados. “No voy a decir que a los indígenas siempre se les concedió una voz o que los españoles no mataron a mucha gente”. Eso sería irresponsable. Hubo mucho racismo, pero les fue posible negociar, hasta cierto punto, su posición cultural ”.

descarga (5)
Attributed to Martín Cano, Ixtapalapa, Mexico, 1580. Courtesy of the Blanton Museum of Art.

En Ixtapalapa, México (1580), un mapa atribuido a Martín Cano, las iglesias son abundantes, pero diferentes secciones de la topografía masiva incluyen casas de comunidades indígenas, agua ondulada y otra simbología estratificada. El trabajo es un precursor visual de la cultura mexicana moderna: “La cultura indígena y la cultura mestiza están en todas partes en América Latina”, dijo Granados. “Ves la influencia indígena tan presente como la española”. Granados, que es Mestiza y tiene abuelos otomíes y españoles, se complació de ver los 19 mapas que se muestran juntos por primera vez y de hablar sobre el Mestizaje (de raza y cultura mixta) con Estudiantes mexicoamericanos. “Saben lo que es ser de dos mundos”, dijo. Granados se refiere a la conquista española “como la herida más profunda en la historia latinoamericana: una herida abierta. ¿Qué es ser latinoamericano? ¿Cuál es nuestra verdadera identidad? ”, Preguntó ella. “Creo que deberíamos aceptar que somos los dos. Somos híbridos “.

Monica Uszerowicz

Texto recuperado de Artsy  publicado originalmente el 20 de septiembre de 2019

Traducción YVR

 

Un comentario Agrega el tuyo

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s