Hena Rodríguez – entrevista 1954

HJCK: Aqui tenemos nuevamente “Cosas de mujeres”. Nuestra entrevistada de hoy es la escultora Hena Rodriguez. Hena es, indiscutiblemente, una de las figuras mas importantes del mundo artistico colombiano. Consagrada por completo a su trabajo, para ella solo existe el mundo que ha creado a través de su taller de escultura y de sus clases de modelado, de dibujo y de pintura. Pero, dejemos que sea ella misma quien nos hable de su vida y de sus actividades.

HJCK : Hena, cuéntanos para empezar, cuando empezaste a esculpir?

HENA RODRÍGUEZ: Mira, yo empecé muy joven. Frente a mi casa vivía el escultor español Ramón Barba. Yo lo veía tallar sus mármoles, maderas y piedras que realmente me emocionaba. Resolví irme de discípula de él y allí en ese estudio comencé toda la obra escultórica.

HJCK: Cuantos años tenias entonces?


H.R.: Di tú trece, catorce años.


HJCK: ¿ Y eras la única alumna de él ?


H.R.: Bueno si, al principio si, después apareció Carolina Cárdenas, la malograda artista pintora y
escultora quien me acompañó toda esa época en los estudios.


HJCK: Cuéntame de Carolina Cárdenas quién era? no la había oído nombrar nunca.


H.R.: Mira, Carolina, tu claro, no la has oído nombrar porque realmente eres de otra generación.


HJCK: Claro, pero no tan claro.

H.R.: Carolina para mi, a mi forma de pensar fue de las chicas mas importantes que tuvimos aquí en nuestros altos mundos sociales, tanto por su sencillez, su inteligencia y su gran talento como artista. Desgraciadamente murió muy joven. Es decir, te cuento, que fue sentidísima en todos los medios sociales y de todas las formas en Bogotá.

HICK: Ella qué alcanzó a hacer?


H.R.: Ella alcanzó a estudiar en bellas artes y organizamos una sección de cerámica. Te contaré que
fuimos las primeras personas que tuvimos entusiasmo por la cerámica.


HJCK: Tu y ella hicieron una exposición alguna vez?

H.R.: No, Carolina siguió mientras yo estuve en Europa. Pero al principio, en la fabrica de Efraín Rodríguez, que todavía existe, de mayólica, hicimos un estudio y los primeros ensayos, también con Sergio Trujillo. En esta época es cuando yo me marché para Europa y Carolina siguió sus estudios sola, hasta llegar a hacer una estupenda exposición : la primera que se hizo aquí de cerámica.

HJCK: Dime, yo no tenia ni idea de esto. ¿Y tu? Por qué te fuiste a Europa? o a raíz de qué te fuiste a Europa?

H.R.: Me fui a Europa por una exposición que hice de mis obras a la edad mas o menos de catorce años yo ya tallaba la madera, la piedra y el mármol, lo cual me había enseñado el profesor Ramón Barba. Por aquella época, un grupo de intelectuales jóvenes, que hoy son grandes figuras en la política y en la literatura. Ejemplo: Rafael Azula Barrera, Abelardo Forero Benavides, Antonio Garcia, Dario Samper, Umaña Bernal y otros, se dedicaron a escribir sobre mis obras, pues me daban mucho animo. Para ellos, admiraban mucho que a esa edad yo pudiera tallar esas materias tan difíciles, especialmente físicamente. Ellos me entusiasmaron tanto y escribieron tanto de mi en la prensa, hicieron una especie de campaña hasta que lograron que me enviaran a Europa con una beca. La primera chica que salió, mujer, fui yo.

HJCK: ¿TU fuiste la primera mujer becada de Colombia para el exterior?

H.R.: Bueno, es decir, en ese momento también becaron a Ana Chaparro, que era la actriz principal
de la Opera Nacional, como cantante.


HJCK: ¿Ustedes fueron las dos primeras?


H.R.: Las primeras, si.


HICK: ¿TU tenias como quince años en esa época?


H.R.: Yo tenia alrededor de quince años.


HJCK: ¿Y en Europa qué hiciste?, ¿A donde llegaste?

H.R.: En Europa, llegué primero a España. Mi interés, en realidad en Europa, fue el de perfeccionarme en el sentido de visitar los estudios de los grandes artistas y los museos, porque yo ya sabia el oficio, digamos en realidad eso ya lo sabia. Necesitaba ver para tratar de crear, lo cual hice al principio, después siempre me pasé por algunas academias de Madrid y de París, dibujé un poco, tuve algunas clases mas, pero en realidad lo que a mi me interesaba era hacer obra para hacer una exposición.

HICK: ¿Y la hiciste?

H.R.: Si, la llevé a cabo en París, en el año 1937.

HJCK: Bueno, tu participaste también en el Salón de Otoño, verdad?

H.R.: Si cómo no, esa es una de las cosas que en realidad para mi valen mas la pena de mi labor artística.

HJCK: Si y tienes toda la razón. Yo no sé si los oyentes de la HJCK sepan que el Salón de Otoño es uno de los mas importantes certámenes que se celebran en París anualmente. Para entrar a esta exposición se requiere ser aprobado por un jurado compuesto por 200 artistas que examinan las obras y les dan el visto bueno y una vez que ellos se lo den pueden entrar, ¿no es así Hena?

H.R.: Sí evidente, naturalmente esto si es de un valor porque por ejemplo uno se puede encontrar ahí cerca a Picasso y otros grandes maestros. Aunque todo el mundo tiene derecho a mandar sus obras, no todas son elegidas. Tu comprendes, doscientos artistas discutiendo esto, es muy difícil que se pongan de acuerdo.

HJCK: Tu participaste en ese salón, ¿y después?

H.R.: Después hice mi exposición particular, independiente, en una galería en París. De esto recuerdo con satisfacción que bastantes periódicos de allá escribieron varios criticas alrededor de mi obra siempre elogiándola. Luego, vino la exposición internacional de París, yo tenia mucho interés porque iba tanto turista y tanta gente de todas las partes del mundo que me interesaba muchísimo exhibir mis obras. En vista de que Colombia no tenia pabellón, desgraciadamente, el Ministro del Uruguay que era amigo mio, muy gentilmente me ofreció que colocara mis obras en el salón de ellos. Estas obras fueron exhibidas allí, por cierto que a mi me apena mucho porque cuando pasó el jurado para dar los premios que en todas las cosas de la exposición internacional, me dio a mi la medalla que correspondía al pabellón del Uruguay, la medalla de oro, a pesar de que allí había obras de pintura y escultura de artistas del Uruguay.

HICK: ¿Y te la viniste a ganar tu que eras colombiana?

H.R.: Si y fue un poco penoso, siempre.

HICK: Si claro, pero muy merecido, si tu obra era mejor no había nada qué hacer.

H.R.: Mil gracias.

HJCK: ¿Y regresaste a Colombia? Y aquí te dedicaste a qué después?

H.R.: Regresé a Colombia, pero desgraciadamente, como yo no poseía una fortuna tenia que luchar un poco con el ambiente que entre otras cosas hace quince años era espantoso. Hoy ya ha progresado muchísimo, tu verás que hoy ya se compra una que otra obra de escultura y en fin, ya están entendiendo que hay que tener cuadros en lugar de vitelas en las residencias. Pero en ese cátedra no había otra forma.

HICK: Te dedicaste a dar clases.

H.R.: Asi es que me dediqué a dar clases en bellas artes y algunos colegios, lo cual me aterraba minuto a minuto porque esto atrofia a un artista sin lugar a dudas.

HJCK: No, pues lógico.

H.R.: Luego vino ya la época de seguir en esas clases luchando y luchando pero yo siempre pensaba: ¿Y a qué horas voy a hacer mi obra? Mala o buena no me interesa pero, en fin, la creación que era lo que a mi me interesaba. Después de ver toda esa Escuela Europea, venir a verlo nuestro, ver qué salía de ahí. Entonces me puse, viendo que era difícil trabajar de día, hice mis primeras obras aquí desde mi regreso de Europa por la noche, de las cuales hay una que es “Cabeza de negra” que se conserva en el Museo Nacional.

HJCK: ¿Esa fue hecha en esa época?

H.R.: Esa fue hecha en esa época. Después hice otra de un indio “Copla popular” se titula, que la tiene el cónsul inglés en Barranquilla, persona entendidisima en arte.

HJCK: Dime una cosa, mas o menos, es decir, ¿qué tiempo se demora una escultura en estar terminada? Y ¿Cual es el proceso? Yo nunca lo he entendido bien.

H.R.: Pues mira, depende del tamaño naturalmente como base y el proceso en realidad es éste: primero se modela en barro la figura; después se pasa a yeso, esto es como decir un vaciado en oro, es una cosa así y luego viene ya la materia definitiva. Mirando ese yeso se talla en la madera, en el mármol o en la piedra o en el granito.

HJCK: Es decir ¿ Hay que hacer tres veces ?

H.R.: Hay que hacer tres veces, pues es una labor sumamente larga de resolver. Naturalmente que también hay la talla directa, que ésa no pasa haciendo todo ese tramite sino únicamente con el modelo y directo. Pero ésa no es factible para todas las obras porque es muy difícil, si es una estatua que sea muy exacta es perfectamente imposible hacerla en talla directa, es como para obras decorativas.

HICK: Si. Dime una cosa: y las esculturas mas o menos ¿Qué tiempo te demoras? Tres meses 0 (…)

H.R.: Bueno, depende. Di tu una cabeza, puedes demorar alrededor de tres meses trabajando todo el día de seis a seis en todo el tramite, mas o menos se dura eso. Pero claro, si es una estatua, se puede durar un año, dos años, hasta tres años haciéndola.

HICK: Si, me doy cuenta. ¿Hay alguien mas aquí que talle?

H.R.: Si, hay pocos escultores. Para mi, los que mejor tallan y los que en realidad tallan aquí son el Maestro Ramón Barba y José Domingo Rodríguez, porque en realidad la mayoría de los escultores aquí, que entre otras cosas son muy pocos por lo mismo que es una labor tan difícil y que no la compran, es muy difícil pues, en todo sentido. La mayoría hacen sus obras en barro y luego las mandan a la marmolería a que se las tallen.

HJCK: ¿Pero esto no es absurdo Hena?

H.R.: Si, porque yo voy a decirte, el martillo eléctrico quema el mármol. Naturalmente eso no lo sabemos sino los hacemos este trabajo. La gente se engaña mucho, por eso es que si tu vas a un cementerio ves una serie de mármoles feísimos que parecen hechos de arroz o de harina, pero no tienen la pureza, la belleza que da el mármol. Esa solamente se consigue tallando con un cincel y un martillo el mismo escultor porque así no lo quema. Ademas, en la materia definitiva que se llama esto, ya una puede cambiar, resolver un problema distinto, acentuar un oscuro, en fin, dar una expresión mas que no se la puede dar un obrero a quien uno le ha encargado esta obra para que la realice.

HICK: Claro, tienes toda la razón. Dime una cosa, tu ahora ¿a qué estas dedicada?

H.R.: Mira, actualmente continuo todavía en mi vida de la cátedra. En este momento estoy muy especialmente dedicada a la Universidad de los Andes que considero de un gran porvenir en todo sentido. Hemos fundado este año la Universidad Femenina, de la cual es directora la famosa pianista Elvira Restrepo de Durana. Yo soy la directora de la sección artística, la que he cogido con un gran empeño, pues veo que allí hay gente que se destaca por su interés. Estoy totalmente dedicada a ver qué se puede conseguir en esta universidad.

HJCK: ¿Y de tu obra plástica ?

H.R.: De mi obra plástica no hago actualmente prácticamente nada. Como te digo, esperando a resolver un poco mas mi vida que creo que ya la voy a poder resolver, quizá el año entrante y entonces si empezaré a tratar de crear mis obras.

HJCK: Me parece interesantisimo.

TEXTO RECUPERADO DE

EMISORA HJCK
PROGRAMA “COSAS DE MUJERES”
ENTTREVISTA A LA ESCULTORA HENA RODRIGUEZ
ENTREVISTADORA: GLORIA VALENCIA DE CASTANO
ANO DE LA ENTREVISTA: 1954

Comenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s