Carta mi hija – Charles Chaplin

Mi niña! Es de noche. La noche de Navidad. Todos los hombres armados en mi pequeño castillo duermen. Dormí a tu hermano, a tu hermana. Incluso tu madre duerme. Casi me desperté como un polluelo dormido para llegar a este cuarto en medio de las velas. ¿Hasta qué punto estas en mí! Pero déjame ir…

Dagón

Escribo esto bajo una fuerte tensión mental, ya que cuando llegue la noche habré dejado de existir. Sin dinero, y agotada mi provisión de droga, que es lo único que me hace tolerable la vida, no puedo seguir soportando más esta tortura; me arrojaré desde esta ventana de la buhardilla a la sórdida calle de…

Dos luceros en el río

La vida de María  transcurría  como la de cualquier maestra que enseña en las veredas del Caquetá,  día a día se hacen largas jornadas de desplazamiento a sus respectivas escuelas, por senderos de herradura, cuyos caminos o trochas están llenos de lodazales y grandes desfiladeros como es el caso de la vereda donde esta docente…

PAJARITOS DE PAPEL

El Juan andaba raro. Apenas si dormía de noche y de día se mostraba alejado de todo. Trabajaba en la carpintería como un autómata y ya no disfrutaba del aroma dulce de la madera como lo hacía antes. Tampoco disfrutaba de las tardes de mate con la mozuela de Madame Ivone. Las noches eran largas…

Ray Bradbury un cometa que ilumina

Vendrán lluvias suaves La voz del reloj cantó en la sala: –Tictac, las siete, hora de levantarse, hora de levantarse, las siete. Como si temiera que nadie se levantase. La casa estaba desierta. El reloj continuó sonando, repitiendo y repitiendo llamadas en el vacío. –Las siete y nueve, hora del desayuno, ¡las siete y nueve!…

Una tarde soleada

Mis familiares no me dejaran mentir ya que aunque los hechos yo solo los viví en carne propia, el lugar, el contexto y las posibilidades ínfimas de que ocurrieran, eran posibles y aunque no es fácil encontrar algún testigo que evidencie estos hechos, estos ocurrieron. Durante el año del 2005 tuve la oportunidad de trabajar como…